Cualquier reclutador cuenta con alguna historia sobre cómo encontrar talento cuanto menos te lo esperas. Como reclutador, uno nunca se quita la máscara de cazador de talentos.

Hablemos, por ejemplo, de algunos de los lugares en los que nunca antes habrías pensado encontrarte al mejor candidato, pero la realidad nos demuestra todo lo contrario. En WePow te mostramos cinco casos:

 

En el aeropuerto o en un avión: Sí, sucede. Y tú lo sabes. Cualquiera de nosotros podemos recordar al menos un par de conversaciones que hemos mantenido con nuestro compañero de viaje durante el vuelo. Esta conversación casi siempre termina siendo una conversación de trabajo y es aquí cuando la magia podría suceder.

En el evento escolar de tu hijo: Esperar a que dé inicio la obra de teatro en la que aparece tu hija se traduce en cientos de pequeñas conversaciones con otros padres. Esto significa escuchar la tan común frase: “Así que Sara es tu hija. ¿Qué haces para ganarte la vida?”. Bingo, ahora es tu turno, lo siento chamacos.

En una fila: La temporada de futbol ya está aquí y sabes perfectamente lo que significa: chelas, hamburguesas, tacos… e interminables filas. En este peculiar caso todos están contentos y muy habladores mientras aguardan la fila. Mientras tú estás preocupado por encontrar el baño más cercano o discutiendo sobre la táctica que debe llevar a cabo tu equipo, no te sorprendas si el trabajo entra en la conversación. Sí, acabas de marcar un talentoso gol. –No nos odies por esta broma tan cursi-

Camping/ Pesca: Es muy probable encontrar a un talento practicando cualquiera de estas dos aficiones. Y, además, que esa persona sea muy similar a ti ya que está haciendo algo que te gusta a ti también. Te apostamos que la conversación sobre el trabajo surgirá de repente.

En el gimnasio: Ya sea que estés en una clase de spining, yoga o practicando pesas; comenzarás a compartir las mismas caras. Entablar una relación de amistad con estos sudorosos significa que hablaréis de la vida y el trabajo. ¡Esperamos que no se te hayan quedado en casa tus músculos de reclutamiento!

En Yelp: ¿Quién podría haber sabido que las reseñas de los restaurantes te podrían ayudar a encontrar a un empleado estrella? En serio, ¿alguna vez has leído una reseña impresionantemente buena y has pensado que esa persona sería perfecta para el puesto? Tu próximo agente de marketing, curador de contenidos o representante de clientes puede encontrarse en Yelp.

Imagina ser capaz de encontrarte por accidente y de la manera más sencilla estas joyas laborales. Y aún mejor, sin la necesidad de pasar horas en la caza de talentos a través de juntas de trabajo o viendo imágenes en el celular.

¿Dónde ha sido el lugar más inverosímil en el que has encontrado talento? Nos encantaría escuchar tus historias.